Votos Kármicos

Los votos kármicos o votos de castigo son uno de los residuos kármicos que con más frecuencia cargamos de otras vidas. 

Son otro aspecto en relación a los acuerdos kármicos. Estos votos son realizados en vida a personas u organizaciones, y luego los “llevamos” hasta renunciar a ellos a consciencia. Habrá almas que nos colaborarán a poner en evidencia que hemos realizado estos votos en nuestras vidas. Sin embargo, eliminar estos votos requiere un trabajo consciente de renuncia o eliminación de los mismos. 

Existen hoy en día muchas herramientas para trabajarlos. Desde decretos, cartas que podemos encontrar para utilizar como base de renuncia kármica, y diversas terapias como Regresiones o Constelaciones nos permiten transitar las ataduras generadas por esos votos hasta finalmente liberarlos. 

En el video de esta semana hablamos de estos votos y su origen

Los votos kármicos suelen ser: 

Voto de silencio: No hablar. No decir. No expresar. Guardar secretos. Este voto puede haberse realizado en otra vida o en esta, puede ser hecho por aquellos que pertenecieron a órdenes religiosas pero también por aquellos que prometieron guardar secretos. También incluye a aquellos que prometieron guardar silencio hasta que recibieran el permiso de una autoridad para hablar. Este voto se manifiesta con dificultad para hablar, problemas recurrentes en la garganta, sentir que se hace un nudo en la garganta al querer expesar algo o hablar en público. 

Voto de Castidad: Prohibición de disfrute sexual y contacto con la sexualidad. También abstinencia. Este voto también viene de órdenes religiosas y de la cultura patriarcal. Almas que han sido monjas o sacerdotes han hecho este voto. Se manifiesta en disfunciones diversas con la sexualidad, dificultad para disfrutar de la intimidad individual y con otros. 

Voto de obediencia: No cuestionar reglas y normas. Prohibición de tomar las propias decisiones. Necesidad de recibir indicaciones externas. Aquellos en órdenes militares han hecho este voto y algunas órdenes religiosas también. También hay memorias de castigo por desobediencia a padres o abuelos aquí. Se manifiesta en temor a equivocarse y excesivo respeto a la palabra de ciertas personas consideradas autoridad. También un respeto a las normas y reglas aunque éstas perjudiquen al proceso personal o lo limiten. 

Voto de Servicio inconsciente: Prohibición de poner límites o decir “No”. Dedicación a los demás aún en perjuicio de sí mismo. Este voto es realizado especialmente por aquellas almas en posición de servidumbre, esclavitud o servicio doméstico. Se manifiesta este voto en personas que no pueden decir “no”, que poner un límite sea al maltrato físico o verbal les produce un gran temor a las consecuencias. También este voto se manifiesta en personas que piensan más en los demás, dándolo todo hasta llegar a enfermarse por descuidar su salud. 

Voto de pobreza: carencia. Ver al dinero como algo malo. Deudas. Este voto también es hecho en órdenes religiosas o personas muy devotas de aquellas religiones que condenan el lucro. Se manifiesta en carencias, endeudamiento, creencias sobre el dinero que impiden conservarlo, ahorrar o disfrutar del fruto del propio esfuerzo. A veces se extiende este voto a otras áreas, impidiendo disfrutar de la abundancia en cualquiera de sus formas. 

Voto de fidelidad: Prohibición de tener pareja nueva. Prohibición de ser feliz. Este voto es realizado por almas que prometen estar juntas eternamente. Genera un acuerdo kármico donde las almas no son libres de amar y ser amadas hasta encontrarse nuevamente… Se manifiesta en situaciones donde la persona no parece encontrar a su compañero ideal, donde ningún amor es suficientemente bueno… también se puede tener la sensación de que la pareja no está presente en la relación o que no ama lo suficiente. 

Hay más votos pero estos suelen ser los más comunes. 

Si bien algunos votos son fáciles de detectar, otros no son tan sencillos de descubrir. La primera vez que hice una Renuncia a estos votos kármicos, descubrí que tenía muy marcado en mi interior el voto de obediencia… y nunca me lo hubiera imaginado. Pero por ejemplo el voto de silencio era algo que esperaba tener.

Te recomiendo realizar esta meditación activa para renunciar a los votos arriba mencionados y descubrir cuáles tienes: Renuncia a votos de castigo o votos kármicos 

Contame en comentarios si has detectado algún voto kármico en tu vida

Tamara Gallegos