VIBRACIÓN (Parte 1)

Esponemos aquí algunas perspectivas sobre este tema.  Sin pretender ser exhaustivos. Esta es simplemente una pequeña guía para comenzar a comprender mejor y qué acciones tomar para la vida diaria.

**********

ALGUNOS CONCEPTOS

Una partícula subatómica puede comportarse de dos maneras. Como una onda o como una partícula al ser observadas, y esto lo determina el observador. Hablaremos detalladamente de esto con más profundidad cuando hablemos de energía. Por lo pronto, quiero que sepan que al hablar de vibración hablamos de un comportamiento de onda.

¿Qué es vibrar? Físicamente, se denomina vibración a la propagación de ondas elásticas produciendo deformaciones y tensiones sobre un medio continuo (o posición de equilibrio).

¿Qué es la frecuencia? Es la velocidad a la que se desplazan esas ondas.
La frecuencia muestra un comportamiento ondulatorio, y la distancia entre cada una de las crestas de esa onda es lo que llamamos longitud de onda. A mayor longitud de onda, menor es la velocidad de su desplazamiento.

¿Entonces cuál es la frecuencia de vibración? A menor longitud de onda, mayor es la vibración, la velocidad a la que se desplazan esas ondas.

¿Y qué significa esto? Cuanto mayor es la frecuencia de vibración, mayor es la cantidad de energía transportada. Así que, al aumentar la vibración de lo que nos rodea y de nuestros propios cuerpos, también aumenta la cantidad de energía que recibimos e intercambiamos.

Existen infinitas frecuencias de vibración, pero el ojo humano puede solamente captar una pequeña parte de esto (observemos en la imagen de lo que hablo) que es lo que llamamos comúnmente “espectro visible”. Básicamente, esas frecuencias de vibración van desde la frecuencia vibracional del color Rojo al Violeta.

Algunos de los elementos tecnológicos de los que disponemos nos permiten observar un poco más allá: frecuencias infrarrojas, ultravioletas, rayos X, etc.

Tendemos a creer que esto que podemos observar es lo que “es” o que es “la realidad completa”, pero observando la imagen de abajo podríamos notar que somos más bien, “casi ciegos”.

¿Qué tal?

Al aumentar la vibración, somos capaces de captar más frecuencias de las que comúnmente captan nuestros ojos físicos. Por eso nos sentimos también más sensibles o nos suceden cosas que no somos capaces de comprender con nuestra lógica habitual.

¿Puedes ver las alas del colibrí al volar? No... son casi imperceptibles para nuestra vista humana.

Este es un ejemplo simple, de lo que queremos decir cuando hablamos de la frecuencia de vibración. Cuando algo tiene una frecuencia mayor o menor a la que nuestra vista puede captar, se hace invisible para nosotros.
Pero el colibrí vuela... sus alas están ahí aunque escape a nuestra percepción... ¿Lo ves?

Quiero que comprendamos algo muy simple, pero que olvidamos fácilmente:

Todo en el universo, vibra. “Todo lo que existe tiene una vibración natural, desde los átomos hasta la inmensidad del universo.”

“Todo lo que hay desde el centro del planeta tierra hasta la última capa de la atmósfera, todo es energía, resulta cuanto menos sorprendente ya que la percepción que tenemos de ello no es de energía, quizás porque hemos sido educados de una manera que no permite que percibamos el mundo en el que vivimos como realmente es. Según la física, todo es un inmenso iceberg lleno completamente por átomos, si pudiéramos mirar el mundo a través de un potente microscopio no existirían diferencia entre el aire y nosotros mismos.”

Entiende esto: en este momento, en este instante TÚ ESTAS VIBRANDO.

¿Cuál es esa frecuencia? No lo sé. Pero sé que puedes tener una leve idea de la frecuencia en la que estás vibrando si atiendes un instante a cómo te estás sintiendo respecto a tí mismo/a y a tu entorno.

¿Entonces qué es lo que vemos y qué no?

Bueno, lo podemos resumir de esta manera: Distintas frecuencias de vibración producen distintas densidades...

Hablando de lo que es en particular nuestro espectro visible, ya hablamos de que solo podemos ver entre el rojo y el violeta.

Pero... las abejas son capaces de captar frecuencias ultravioletas. Las serpientes, captan las frecuencias infrarrojas que estan por debajo de las que nuestros ojos son capaces de ver.

Lo que llamamos materia, es simplemente energía que se encuentra entre esas frecuencias (del rojo al violeta). Es energía que está vibrando a esa frecuencia.
Pero como ya vimos en la segunda imagen, hay frecuencias de vibración mucho mayores... y hacia ellas nos estamos movilizando como conjunto.

El doctor Hans Jenny (1904-1972), médico y científico suizo, estudió las relaciones entre materia y energía y, respaldado por una metodología muy bien documentada, que puede ser reproducida en los laboratorios, construyó el fundamento de una nueva ciencia, a la que llamó “Cimática” (Cymatics). Catorce años de experimentación le llevaron a comprobar que el mayor o menor grado de complejidad molecular y evolutiva de un ser depende de las frecuencias de energía que reciba su cuerpo.

Una dimensión es la amplitud determinada de frecuencias vibratorias, que producen en la materia un diseño particular de patrones biológicos. Cambia la frecuencia, y el cuerpo muta en forma correspondiente. ¿Es eso lo que está ocurriendo entonces con la vida en la Tierra, considerando que estamos siendo bombardeados por energías de altísima frecuencia, procedentes del sol central galáctico?

Esto significa que, a medida que aumentamos nuestra vibración conscientemente, nos volvemos más complejos. Esto es lo que comunmente llamamos "evolución".

¿Qué efecto producen en mí estas frecuencias?

Todos los seres humanos tenemos una frecuencia de vibración. Esta frecuencia está determinada por nuestros pensamientos y emociones (que son la consecuencia de lo que pensamos).
Si tienes pensamientos de baja vibración o “negativos” producirás emociones de baja vibración y, como la masa es energía condensada, producirás que tu cuerpo posea una vibración baja, con frecuencias de onda largas y lentas.
Si tienes pensamientos de alta vibración o “positivos” tus emociones serán también de alta vibración y la frecuencia vibratoria de todo lo que eres se elevará.
Los pensamientos y las emociones son parte de lo intangible, pero se manifiestan en nuestros cuerpos físicos.
“Así que la existencia intangible de nuestra existencia, tal como las emociones, son parte de la verdadera realidad de conciencia más elevada. Si las emociones son parte del mundo que no podemos experimentar con nuestros 5 sentidos, entonces ¿Cómo es que estamos concientes de nuestras emociones? Lo que la mayoría de la gente cree que son las emociones, no son las emociones mismas, lo que estamos experimentando es la manifestación física de estas emociones.
El enojo causa disturbios en la psique los cuales se manifiestan en el ego. Estas manifestaciones causan el incremento de los latidos del corazón, el incremento en la temperatura del cuerpo, y genera muchas otras características físicas que representan enojo. Así como la música de la radio es una manifestación física de la señal intangible, la experiencia de nuestras emociones es la manifestación física de una señal intangible también.
Se ha mostrado que las emociones tienen una frecuencia vibratoria, es más, solo existen dos emociones que los seres humanos pueden experimentar: Miedo y Amor. El resto de las emociones son derivadas directa o indirectamente de estas dos.”

CONTINÚA EN PARTE 2

Deja un comentario