Sanar las Relaciones

Este es un buen ejercicio para realizar en Tu Cuaderno
Una reflexión sobre las relaciones...

A veces una relación termina. Y descubres que en esa relación dejaste de ser tú para ser "nosotros", y ahora, terminada la relación, debes volver a ser tú.
Quizás dejaste sueños a un lado que eran propios, pero no compartidos.
En pocas palabras, te fuiste dejando de lado.

Creo que esas no son relaciones sanas.

Pero para no ingresar en todos los detalles que, supongo, todos los que leemos esto ya conocemos y hemos vivido seguramente hablaré de lo que me parece importante para sanar esta cuestión de las relaciones que ya no están pero, están.

Lo primero es destacar el hecho de que en una relación siempre las responsabilidades son compartidas. ¿Obvio?
No tanto...

1. Las responsabilidades SON SIEMPRE compartidas. Tu habrás aceptado ciertas cosas que el otro propuso, pero al aceptar, aceptas un grado de responsabilidad. Y viceversa. O tú le creíste. O cediste. O permitiste. Lo que sea... (y en cierto grado, donde entra la violencia en juego, también eres en parte responsable)
2. Asume por qué terminó la relación. Si terminó es por algo o una serie de algos. Asume, reconócelo.
3. Asume lo que te hacía estar en esa relación. No todo es blanco o negro... por algo elegiste a esa persona. Valorar lo que tenías en esa relación te permite asumir tu parte de responsabilidad y reconocer qué buscas en una relación...
4. Valora lo que aprendiste de las relaciones y de tí mismo/a
5. PERDONA y mas importante: PERDÓNATE. Ambos son responsables, recuerda. Si hubo sueños que se esfumaron por el fin de la relación es responsabilidad de ambos... no de uno solo. Y quizás, quien sabe... se concreten de maneras insospechadas una vez que hayas soltado lo que te ata a lo viejo.
6. No proyectes: Haz el proceso de sanación de tu relación pasada y verás que no será necesario proyectar en otra relación lo vivido. Asumir y valorar los aprendizajes de cada relación, permite llegar a nuevas relaciones con la mente en paz y el corazón sano.
7. Almas Gemelas: Existen muchas almas afines, compañeras, almas gemelas... y no necesariamente estas almas están destinadas a ser nuestra "pareja ideal". Si reconocemos a estas almas al instante... pero su característica principal es la complementación energética, que nos ayudan a aprender más de nosotr@s mismos y nos potencian e impulsan. Y a veces... eso implica que sean nuestra pareja ideal, pero no siempre.
8. Nada es para siempre. Aprende a vivir el presente, también en las relaciones: vive el hoy. Disfruta la relación que tienes hoy. No pienses tanto en si será eterna o cuanto durará. Disfrutala porque es. Y agradece cada instante.

Relájate, ama, disfruta cada relación sea amorosa o no... aprende conscientemente de cada una de ellas, son solo oportunidades de saber un poco más quién eres...

Tammy

Deja un comentario