Reiki...

Una de las primeras cosas que el contacto con Reiki me enseñó fue que cuando tú cambias, todo cambia alrededor.
Esta era una frase que ya conocía, pero pude experimentarla al iniciar el camino de Reiki. Todo se movió. Mi mundo tambaleó y muchas partes se derrumbaron.
Con el tiempo aprendí que ese derrumbe era necesario... porque me permitió ver debajo de los escombros algo más que había quedado oculto bajo estructras erigidas por otros... allí yacían los cimientos de otro mundo, cimientos no de cemento o piedra... sino de vida y transformación.

Tammy

Deja un comentario