¿Es verdad que si no visualizas, no podrás leer Registros Akashicos?

Dime si te resulta familiar esta situación:

Vas a participar de una meditación guiada y cierras los ojos para seguir lo que te indica la persona que guía la meditación. Respiras, bien. Te relajas. Y todo se queda en negro. Escuchas lo que se va relatando e intentas seguirlo pero ninguna imagen acompaña las palabras… todo está en negro. Intentas imaginarte lo que se pide, construyes una imagen… con dificultad. Si en esa meditación hay algo que debas ver por ti misma, algo “libre” que debería aparecer, simplemente te quedas en blanco. No ves colores ni formas. Solo estas ahí. Cuando la meditación termina todas las personas a tu alrededor relatan haber visto cosas grandiosas… y te sientes frustrada y decepcionada porque tú no eres capaz de ver nada. Nunca.

¿Te ha sucedido algo similar?

Muchas personas altamente intuitivas y sensitivas me dicen con frecuencia que son incapaces de ver imágenes en sus meditaciones y canalizaciones. También personas que son altamente visuales son incapaces de visualizar en meditación. Entonces viene la duda: “¿seré capaz de ver si abro Registros Akashicos?”. Entonces sienten que no son capaces de percibir nada, y que por ejemplo: “Con Reiki es muy fácil porque la energía pasa y yo la puedo sentir, pero no soy capaz de abrir Registros Akashicos porque no veo nada”. Estas son las palabras de una alumna.

Entre la visualización y la percepción

Vengo sintiendo que es necesario e imperativo que se haga una distinción entre visualizar y percibir.

La visualización es una imagen construida a partir de una indicación: si te digo que cierres los ojos y visualices una cascada de luz, tu mente creará esa imagen. Con el tiempo y la práctica, tu mente se soltará de las “órdenes” y creará sus propias imágenes a la hora de percibir lo que está sucediendo, para darte una información que puedas interpretar fácilmente. Como lo que hace tu computadora al traducir los 1s y 0s en imagen legible a través de la pantalla. Esto es decodificación de información, aunque sólo es una parte de lo que llamamos “decodificación”.

La percepción es diferente. Es más sutil. Y no puedes evitar percibir, lo que ocurre por lo general es que no tienes ni la menor idea de lo que estás percibiendo y, como tu mente está programada para eliminar aquello que no puedes interpretar o que no es funcional a lo que estás haciendo en un determinado momento, lo descarta.

Por eso es fundamental la meditación y los momentos de introspección y atención plena al presente. Para que puedas percibirte y percibir todo lo que te rodea sin una intención específica. Esto te colabora a ser más receptiva e ir progresivamente sacando a tu mente de esa programación automática que acabo de mencionar.

Para seguir leyendo debes comprender que todo es energía. Puedes entender esta energía como pulsos lumínicos, ondas sonoras o vibracionales, un flujo constate de partícula o de cualquier otra forma… pero si entiendes que todo es energía y tú también, entenderás que no existe un real límite entre tú y el resto de las cosas. Es decir: no existe el contorno negro que nos enseñaban a dibujarle a las cosas cuando dibujábamos en primaria. (y con esto no quiero decir que no existan límites, más bien estoy diciendo que debes poner los propios pero de eso hablamos por aquí)

Todo el tiempo estamos recibiendo energía. Y también emitiendo energía. No toda la percibimos. Pero a medida que nos volvemos más sensibles a la energía, percibimos más claramente.

 Entonces quiero que quede claro que todos podemos percibir la energía que nos rodea. Y no todos podemos interpretar el significado de esa percepción. Esto es algo que se puede aprender, desarrollar la habilidad de decodificar la energía, en esa acción la energía se transforma en información. 

Pero esta decodificación de información, puede suceder por varias vías.

Mientras escribo estas líneas algo me susurra al oído que en realidad, estamos tan visualmente saturados en este plano que no queda margen para ser visuales en cuanto a la percepción de realidades sutiles se refiere.

Este es un tema que me parece fundamental porque muchas personas se autolimitan y se privan de vivir la experiencia de conectarse con su realidad profunda y sutil porque no pueden “visualizar” imágenes o seres de luz.

Por eso cuando alguien me dice: “Yo no puedo ver nada” lo primero que hago es comenzar a indagar en sus otros sentidos. En la mayoría de los casos la percepción está asociada a “ver” y se “pierden” de comprender los mensajes del resto del
cuerpo.

¿Cuál es el objetivo de leer Registros Akashicos?

El objetivo es sanar, conocerse más, volvernos más conscientes de nuestra propia esencia y posibilidades.

Y en realidad ese es el objetivo mismo de la espiritualidad, ser más uno mismo.

En ningún momento el objetivo es “ver cosas o seres”. Ese es un añadido que podría llamar anecdótico.

Muchas veces me preguntan en las sesiones, cómo son los guías de una persona. A veces ante esta pregunta aparece algo, o alguien. Muchas veces no. A veces escucho un nombre. Muchas veces no. Esto no cambia nada. Que no sepamos cómo luce nuestro guía o su nombre, no significa que no esté ahí esa energía. Sólo significa que debo romper barreras mentales para entender qué es esa energía realmente.

Aquellos que nos dedicamos a realizar lecturas de Registros Akashicos, que no es otra cosa que profundizar en la decodificación de la energía de otra persona con su expreso permiso, estamos navegando en energía que no conocemos. Y cuando lo hacemos podemos encontrar muchas cosas.

Una de las cosas que más me llaman la atención es que ninguna lectura es igual a otra. Así a veces comienzo a ver imágenes que se suceden una tras otra casi como una película en cámara rápida. Otras empiezo a sentir en el cuerpo diversas sensaciones que pueden ir desde el dolor físico repentino en por ejemplo un pie, a hormigueo, taquicardia, etc. A veces la sensación es que algo viene, como una nube negra o algún color que me aparece. En ocasiones puedo percibir ancestros presentes o escucho una voz que dice algún mensaje importante. Y así muchas cosas diferentes.

Pero te voy a contar que hace poco un par de personas me comentaron con tristeza: “yo no puedo ver imágenes cuando medito, no puedo abrir Registros Akashicos.”

Mi reacción, luego de una profunda respiración fue: WTF??????????? (sí, yo digo muchos improperios y mis ojos que ya son enormes se abren muuuucho ante tremendas aseveraciones limitantes del potencial humano)  

Porque mi experiencia es que depende de la persona, es como un encuentro entre dos realidades… la decodificación del mensaje se da en algún lugar intermedio donde estoy percibiendo la energía de esa persona y, la traduzco a un lenguaje que puedo interpretar, para devolverle a esa persona un mensaje que le sea claro y comprensible.

Por ello muchas veces de pronto me encuentro canalizando y todas las metáforas y ejemplos son del ámbito tecnológico. Yo no sé por qué. Por lo general no le pregunto a las personas NADA de sus vidas. Entonces alguien me dice: es que yo soy informático.

Con otra persona todo lo que viene es desde la astrología, seguro que está trabajando con ese conocimiento.

Otras veces siento físicamente un dolor, un síntoma y es justamente lo que la persona siente o lo que le sucede a alguien que le preocupa al consultante.

Es por estas vivencias que no puedo limitarme a creer que se puede leer Registros Akashicos sólo si “vemos” cosas.

Amplía tu percepción. Conócete. Pero más que nada… ábrete a percibir lo que llegue, de la forma que llegue. No tienes que entender qué es. El significado llegará en el momento adecuado.  

Cuéntame tu experiencia en los comentarios!

Tamara Gallegos

Soy una mujer, mamá, multitarea de 34 años que hace 10 años trabajo navegando en mi interior y soy la creadora de Un Hilo Invisible, 


Ayudo a almas rebeldes a desplegar su potencial espiritual, encontrando las herramientas más adecuadas para su ser, para que puedan vivir en perfecta sintonía con su Misión de Vida, y disfrutar de la felicidad que se merecen.


Instagram // Facebook // Fanpage

Sígueme en las Redes

Dudas despejadas,

Te invito a realizarte una lectura de Registros Akashicos, desde donde estés se puede hacer on line.

Aprende a Leer tus Registros Akashicos

Quizás te entraron las ganas de aprender y que nadie sea tu intermediario! (Ya te imaginarás que para mi esta es la mejor opción) y si es así, te invito a ver por aquí cuando inicia la próxima Certificación ON LINE que daré desde El Angelario Academia ON LINE