Pato o Águila...?

Daniel estába Haciendo fila para ir al Aeropuerto. Cuando un taxista sí le acercó, lo primero que notó fue que el taxi de estaba limpio y brillante. Su chófer, tenia el traje impecable, salio del auto, dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi. Luego, le alcanzó un cartón plastificado y le dijo: "Hola, soy Guille, su chofer MIENTRAS guardo su valija en el portaequipaje me gustaria que lea mi Misión".

Y tú qué eres... Pato o Águila?

 

Después de sentarse, Daniel leyó la Tarjeta: "Misión de Guille: hacer llegar a mis clientes a su destino final, de la manera más rápida, segura y económica posible dentro de un ámbito amigable".

Daniel quedó impactado. Especialmente cuando se dio cuenta de que el interior del taxi de estaba igual que el exterior: limpio y acondicionado con aroma floral.

Mientras se acomodaba detrás del volante, Guille le dijo: "¿Le gustaria café?". Daniel, bromeando, le dijo: "No, preferiría jugo". Guille sonrió y dijo: "No hay problema tengo una hielera con agua y jugo de naranja". Sorprendido, Daniel le dijo: "Bueno, voy a aceptar tomar un jugo de naranja".

aguila2Luego de convidarlo con el jugo, Guille le dijo: "Si  desea algo para leer, tengo diarios y revistas".

Al comenzar el viaje, Guille le pasó otro cartón plastificado donde se leía: "Si desea escuchar la radio estas son las estaciones disponibles con la lista de canciones que pasan".

Y si como si esto fuera poco, Guille le dijo que tenia el Aire Acondicionado encendido y le pregunto si la temperatura estaba bien para él. Luego, le aviso cual seria la mejor ruta a su destino en esa hora del día. También le hizo saber que estaría contento de conversar con él o, si prefería, lo dejaría con sus meditaciones en solitario.

- Dígame Guille, - Preguntó asombrado Daniel - ¿Siempre ha atendido a sus clientes así?

Guille sonrió a través del espejo retrovisor. "No, no siempre. De hecho, solamente Los dos últimos años. Mis primeros cinco años como taxista los gasté, la mayor parte del tiempo, en quejarme igual que el resto de los taxistas. Un día escuché en la radio sobre un "gurú" del Desarrollo personal. Acababa de escribir un libro llamado "Tu lo obtendrás cuando creas en ello". El gurú decía que si te levantas a la mañana y esperas tener un mal día, seguramente lo tendrás y muy rara vez no se te cumplirá. El decía: "Deja de quejarte. Sé diferente de tu competencia. No seas un pato. Se un águila. Los patos en solitario hacen ruido y se quejan, las águilas se elevan por encima del grupo ".

- Este consejo me llegó directo - Dijo Guille - estaba hablando de mi. Yo estaba todo el tiempo haciendo ruido y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Miré a mi alrededor, los otros taxistas y sus autos. Los autos estaban descuidados y sucios. Los choferes vivían fastidiados y los clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios. Uno por vez. Cuando mis clientes respondieron positivamente, hice más cambios.

- Se nota Que los Cambios lo beneficiaron - Dijo Daniel. "Si, Seguro Que Si" respondió Guille. "Mi primer Año de águila duplique mis Ingresos respecto al Año anterior. Este Año, posiblemente compre un segundo taxi para trabajarlo. Hoy, de casualidad, usted tomo mí taxi. Usualmente no estoy en la parada, mis clientes reservan el viaje por teléfono o  me envían mensajes a mi celular. Si yo no puedo llevarlos, les consigo un amigo taxista águila de confianza para que haga el viaje ".

 

Guille era un fenómeno. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal.

Cada vez que conozco un taxista, le cuento esta historia. Al día de hoy, solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando viajo a esas ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen ruido como los patos y me cuentan todas las razones por las que ellos no pueden hacer nada de lo sugerido.

Guille, el taxista, tomó una iniciativa diferente. El decidió dejar de hacer ruido, de quejarse de como los patos y prefirió volar por encima del grupo, como las águilas.

No importa si trabajas en una oficina, si haces mantenimiento, si eres maestro, jubilado, ama de casa. ¿Cómo te comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de eso?

No Olvides Que es tu decisión Y Que Cada Vez tienes Menos Tiempo de tomarla. Da lo Mejor de ti para Servir a Todos, Empezando tu familia.

Tus Problemas Seran Menores, ganaras mas amigos y Más Gente a la Que le Agrade tu Positiva Compañía.

Atentamente, Otra águila Que Dejo de ser pato.

Autor desconocido

 

Que esta  historia te inspire ... como una mi me ha inspirado. La encontré en una revista hace un tiempo y hoy la quería compartir.

Bello dia! Tammy

Deja un comentario