No existe adivinación

No existe la adivinación. No hay posibilidad de adivinar el futuro, pues éste no está determinado.

El futuro es un abanico de infinitas posibilidades, que van tomando forma, con cada decisión que tomamos.

 

Con cada decisión, se eliminan algunas posibilidades y aparecen nuevas. Así, constantemente, en un infinito morir y renacer de opciones que, sólo aquellas que tomamos, acaban formando lo que llamamos futuro.

 

¿Pero qué decisión es mejor? ¿Hacia dónde me lleva una decisión u otra? ¿Es lo que espero? ¿Y si no es lo que espero, es malo? ¿O quizás, en mi limitada imaginación, el Universo/Dios está dándome algo mejor? ¿Cuál es mi rol? ¿Debo hacer? ¿Debo esperar? ¿Es mi “turno” o es el del Universo/Dios?

 

Estas cuestiones y otras, pueden intuirse, consultarse… aunque, siempre se irán modificando en los detalles… pero los detalles no son lo esencial.

 

La esencia está, la elegimos y reelegimos constantemente. Y hoy, es importante que recuerdes que, si hay algo que ya no quieres que forme parte de tu presente, ni de tu futuro… lo puedes cambiar. No hay un único destino y nadie te juzgará por elegir algo distinto.

Deja un comentario