Lo que aún no sabías de tu proceso de despertar espiritual

Todo es parte del proceso de despertar espiritual

Esta comprensión es un regalo.

Todo es un proceso de despertar espiritual, sobre este proceso hablamos hace unos dias. Y ese proceso debe ser respetado, seguido con amor, humildad y perseverancia.

No se debe pretender acelerar el proceso. Es inaceptable evadir este proceso.

Dicho proceso de despertar no depende del tiempo lineal. Esa es nuestra unidad de medida, es el ancla que nos mantiene en ciertas ilusiones. Pero el proceso de la vida no se rige por ese patrón lineal.

El proceso del que hablo es una cuestión vibratoria. Es un salto cuántico. Es un cambio que permite que pases de una vibración a experimentar otra totalmente diferente, y sostenerte allí.

20080104001740diosesdegalaxias

Ese proceso puede ser lento para nuestra medida lineal, pero también puede suceder en un instante.

Transitar cada etapa y proceso en la vida es fundamental.

Eso seguramente ya lo sabes y lo has experimentado.

Y también habrás intentado saltarte pasos de ciertos procesos, seguramente dolorosos… porque eres un ser humano, y todos lo hemos hecho. Pero no sirve de nada. Aunque en apariencia avances, sin vivenciar “ese” punto del proceso que vives, en algún momento te alcanzará. Y lo vivirás.

Y ese será el momento en que des el salto cuántico en tu conciencia.

Estamos inmersos en cientos de procesos simultáneamente. Muchos son parte de la naturaleza, fisiológicos otros, muchos son mentales, emocionales, físicos y espirituales… algunos pocos son conscientes.

Todos van confluyendo, afectándose unos a otros. Desde los procesos cósmicos a los procesos moleculares, vivimos muchas cosas en tan solo un instante.

Y solo controlamos una pequeña, infinitésima porción de todo ello.

Hoy la invitación es a zambullirte en los procesos de la vida… entregándote a eso que es más grande, misterioso e incontrolable…

Sólo vivenciar esto es un proceso, que se asemeja a la respiración, que se expande y se contrae… que se muestra y se oculta…

Que es y deja de ser…

Y así, la existencia se despliega infinitamente…

Los procesos requieren tres cosas:

Nos centraremos en los procesos que afloran a la consciencia. Inicialmente son pocos. Algunos procesos como los duelos, tienden a absorbernos por completo en sus puntos más dolorosos. Sin embargo, a medida que evolucionamos y vivenciamos con mayor atención, presencia y desapego nuestra vida, esos procesos se hacen más evidentes…

Entonces sucede lo importante: tenemos mayor capacidad de acción sobre ellos.

No estamos esperando que el proceso pase, al estar en consciencia de dichos procesos, podemos accionar… pues tenemos la capacidad de revelarnos las claves para atravesar cada etapa de un proceso.

Pero ello requiere presencia y consciencia. Así que nos abocaremos a ello:

Atención

Darte cuenta de que estás en un proceso. Y descubrir cuál es  ese proceso. Un duelo. Un nacimiento. Una transformación. Un despertar. ¿Qué estás viviendo? Las opciones son infinitas.

Si esta etapa cuesta, dices: "Me abro a vivir esta emoción-pensamiento-situación"

Presencia

Estar presente en cada etapa del proceso. Es estar ahí y permitir que suceda lo que tiene que suceder. Si debes llorar, debes llorar. Si necesitas reir, cantar, gritar, rendirte… debes hacerlo. Estar en la presencia de cada emoción, pensamiento y acción es requisito para saber qué hacer al paso siguiente.

Sin esta presencia el proceso se vuelve inconsciente, y puedes entregarte a soportar emociones-pensamientos-acciones más de lo necesario. Lo que nos lleva al siguiente punto.

Si sientes que quieres evadirte y te distraes: "Ahora me permito sentir-vivir esto."

Desapego

No te identifiques con tu proceso. Sea el que sea. No eres el dolor. No eres la alegría.

Y mucho menos te identifiques con alguna etapa del proceso: “Es que soy melancólico”. Pues entonces si ya te consideras así, sabes que deberás hacer un esfuerzo de presencia extra para no quedarte pegado y anclado en el llanto.

Desapegarse es poder dejar atrás lo que ya cumplió su ciclo. Y si estás en presencia, y vivencias lo que debes vivenciar en cada etapa, entonces la etapa siguiente aparecerá… y seguirás viviéndola. Entonces el desapego se dará solo.

Puede ocurrir que te apegues a una etapa, una persona o una situación.

Entonces ante esto, puedes decir: "Ya fue suficiente. Ahora continúo."

Las palabras que te propongo decir no son al azar, son claves para enfocar tu energía al completo en lo que vives. Son frases sanadoras. Se pronuncian a consciencia, con la atención enfocada en la respiración. Y funcionan. No necesitas creerlo. Solo decirlas. Probablemente, varias veces. Repite las que sean necesarias pero siempre a conciencia, no como un loro.


¿Cómo saber si has trascendido un proceso?

Acelerando-tu-evoluci-n

Lo que se siente cuando terminas un proceso es mágico. Es como si de pronto volaras, y subieras muy alto hasta traspasar las nubes.. y desde allí arriba observaras todo.

Es glorioso y a la vez impactante, es nuevo y claro a la vez. Ese es el estado de la consciencia plena… donde sabes que descubriste algo en ti, que ya nunca volverás a ser como eras… y eso es maravilloso.

Porque un nuevo mundo lleno de posibilidades se despliega ante tu presencia.

Y mientras más presente te mantengas, disfrutando cada proceso, será que te encontrarás con todo lo que puedes ser y lo que ya eres, vibrando en plena unidad.

Tamara Gallegos ~ Sindamel

Deja un comentario