La Torre

Quiero echar luz desde esta perspectiva simbólica sobre el significado de este (y de todos los que pidan) arcano del Tarot. Pues el Tarot no es tanto un sistema de adivinación y predicción como un sistema de autoconocimiento muy útil.

Especialmente para Mari...

***********************************************************

"La Torre nos dice que algo a lo que nos hemos aferrado y que en un tiempo tuvo su razón de ser se ha vuelto demasiado limitado, ingenuo o caduco, fosilizándose y convirtiéndose finalmente en una prisión.

Esta carta puede asimismo simbolizar el colapso de una estrecha visión del mundo, de una escala de valores desfasada, de una actitud demasiado ingenua, de una falsa imagen de nosotros mismos o la liberación de condiciones restrictivas. Al mismo tiempo significa una apertura hacia una libertad mayor aunque a menudo nos encontramos con el problema de habernos acostumbrado a nuestra prisión en la que, a pesar de sentirnos muy encerrados, hemos llegado a conocer el lugar palmo a palmo y, como ya se sabe, tendemos a aferrarnos a lo conocido aunque se trate de nuestra vieja desdicha. Por esta razón, en un principio solemos experimentar con temor e incluso como una catástrofe la revolución que La Torre representa. Solo pasado un tiempo, al hacer un análisis retrospectivo, reconocemos el decisivo acto de liberación que este arcano trae consigo.

Tanto si responde a causas externas como internas, el azote del relámpago siempre significa un cambio repentino que hace que se desplomen las que hasta ese momento eran nuestras certezas. Puede ser el aviso de un final, una repentina separación, el fracaso de firmes expectativas o el derrumbe de nuestra propia imagen. En cualquiera de estos casos, nos damos cuenta de que la realidad es diferente y más amplia de lo que imaginábamos. Este es precisamente el conocimiento que nos espera al llegar a este punto.

En su empeño por tener bajo control lo impredecible, lo fortuito, el ego se esfuerza en eliminar o en “explicar” las inseguridades, creando de este modo su propio concepto de realidad. Y va tranzando en este proceso unas fronteras dentro de las cuales nos sentimos seguros. (…)

“En caso de tener el ego la sensación de que las ideas ajenas son amenazadoras, cree firmemente que debe combatirlas y, si fuera necesario, incluso destruirlas.”(…)

“Las paredes de la Torre nos impiden ver la totalidad en toda su grandeza y deben caer, ya que, como fronteras que son, nos separan de la unidad de todas las cosas. (…)”

“A un nivel más profundo, La Torre abre las puertas a una inmensa verdad, al permitir que caiga un viejo sistema de valores cargado de condicionamientos. (…) Este es el requisito previo básico para experimentar la verdad más elevada, la unidad de todas las cosas, que posiblemente nos resulte paradójica en su esencia. La liberación de los bloqueos de la conciencia y sus consecuencias ha sido siempre el objetivo de los grandes sabios maestros. (…)”

“No tenemos que infravalorar el significado de La Torre (la conciencia falsa o bloqueada) saltando por los aires. Un colapso de nuestra actitud consciente no es un asunto sin importancia, destaca C.G.Jung. Tenemos la sensación de que ha llegado el fin del mundo, que todo ha retornado a su caos original, y nos sentimos rendidos, desorientados, como un barco sin rumbo, abandonad a los elementos. O al menos, eso parece. La realidad es, sin embargo, que nos hemos encontrado con la conciencia colectiva, que ahora toma el mando Nos advierte Jung, no obstante, que suele existir igual cantidad de casos en los que el colapso supone una catástrofe que amenaza la vida, momento en el que una voz interior marca un nuevo rumbo vital. Podemos acercarnos a La Torre con naturalidad, dependiendo de cómo lo hagamos y de cuánto hayamos madurado en el camino recorrido hasta ahora. Cuanto más blandos, condescendientes o pomposos seamos, más dramática será esta experiencia. Y continúa diciendo: Una conciencia inflada… está en estado de autohipnosis y no se puede por tanto, discutir con ella.  Inevitablemente se condena a sí misma a sufrir calamidades que acabarán matándole de un golpe.

(…)

“Este arcano tiene que ver con la superación de aquello que detentando un poder inconciente ha ejercido hasta ahora tal influencia sobre nosotros que nos ha impulsado a hacer cosas que no podemos explicar, que nos merman de distintas formas y nos impiden vivir con normalidad. (…) Sin duda alguna, una de las más intensas experiencias de La Torre es vencer estas resistencias y hacer lo que hasta hoy era impensable.”


Extracto del libro “El Tarot y el viaje del Héroe, El tarot como camino iniciático”, cap: “La Torre, la dramática liberación”. Hajo Banzhaf, 2001, ed EDAF.

Deja un comentario