La Señal

Señal

Hace unos años empecé a transitar este camino a consciencia... estaba buscando algo aunque no sabía bien qué era... y luego descubrí que en verdad, lo que buscaba era a mí misma.
Fue un gran descubrimiento. Un descubrimiento amado y feliz. Implicó el dolor de desprenderme de todo lo que había identificado como mi ser... pero que sólo eran adornos que me pesaban en el alma.
Aún sigo aprendiendo a encontrarme y confieso que a veces, me pierdo de mi y me siento extraña en mi cuerpo y experiencia. Pero he aprendido que esa es la señal secreta con que mi alma me da un guiño, y me pide transformarme...


Cada uno de nosotros tiene su propia señal, que es la manera en que escuchamos a nuestra alma cuando por mucho tiempo hemos dejado de escucharla... eso que nos permite "darnos cuenta" de que ese no es el camino de la felicidad, sino un acantilado donde un paso más puede significar la perdición. Aprender a escuchar esas señales y retornar a la voz del alma para dejarnos guíar es un regalo hermoso... el regalo que nos espera, mientras creemos buscar otras cosas en nuestro interior... es el regalo que nos da la dicha y la felicidad.

Todos somos buscadores, solo debemos aprender a buscar en el lugar adecuado...

 

Tamara Gallegos (Sindamel)

Deja un comentario