Dios, el helecho y el bambú

Un día decidí darme por vencido…renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi
espiritualidad… quería renunciar a mi vida. Por eso, fui al bosque para
tener una última charla con Dios. Padre, le dije. “¿Podrías darme una buena razón para no darme por vencido?

Su respuesta me sorprendió.

“Mira a tu alrededor, hecha un vistazo. ¿Ves el helecho y el bambú?”

“Sí”, respondí.

“Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien. Les di luz y les di agua. El helecho rápidamente creció.. Su verde brillante
cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no
renuncié al bambú.

“En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante. Y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú”, dijo Él

“En el tercer año, aun nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié”, me dijo.

“En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. “No renuncié” dijo.

“Luego en el quinto año un pequeño brote salió de la tierra. En comparación
con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante. Pero
sólo 6 meses después el bambú creció más de 20 metros de altura. Se la
había pasado cinco años echando raíces. Aquellas raíces lo hicieron
fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.

“No le daría a ninguna de mis creaciones un reto que no pudiera sobrellevar”, me dijo Él.

“¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado
echando raíces?”.

“No renuncié al bambú. Nunca renunciaría a ti. No te compares con otros” me dijo.

“El bambú tenía un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos eran necesarios y hacen del bosque un
lugar hermoso”.

“Tu tiempo vendrá” me dijo Dios.

“¡Crecerás muy alto!”.

“¿Qué tan alto debo crecer?”, pregunté.

“¿Qué tan alto crecerá el bambú?”, me preguntó en respuesta.

“¿Tan alto como pueda?”, indagué.

Espero que estas palabras puedan ayudarte a entender que Dios nunca renunciará a ti. Nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan  felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para
la vida…La felicidad te mantiene Dulce,Los intentos te mantienen Fuerte,Las penas te mantienen Humano,Las caídas te mantienen Humilde,El éxito te mantiene Brillante.Pero sólo Dios te mantiene Caminando…¡Que Dios te bendiga todos los días de tu vida! Que te cubra con su luz.Conviértete en conspirador del cambio, la buena actitud, quédatela y contágiala!...

Aracelly Pinto

(Gracias Gaby Steimer... tus aportes son tan valiosos que no existe moneda o mineral en esta tierra capaz de pagar por ellos!)

6 comentarios en “Dios, el helecho y el bambú”

  1. Tammy no tengo palabras para expresar todas las emociones que he sentido escuchando a Antonio Blay al hablar del SILENCIO. La paz que me ha aportado es indescriptible. Estas pocas palabras no son para romper el silencio, sólo para manifestarte MI GRATITUD POR TANTA SABIDURÍA Y BELLEZA. ¡GRACIAS Y UN INMENSO ABRAZO DE LUZ! Laura.

  2. ROBERT ARENAS

    me podrian enviar a mi correo electronico esta reflexion gracias

  3. Gracias a ti por compartir tu blog

    si apredo como crearé el mio y te lo ofreceré

    Esa esperiencia la tuve hace mucho tiempo, poco a poco he comprendido que la diferencia entre el subsconciente y la respuesta de lo superior es bastante clara. En lo personal manejamos mucha energía, pero cuano viene de lo superior la calidad es diferente, y no por la intensida, que puede variar, sino por lo impactante. No puedes quedar al margen ni olviarlo. No queda duda alguna

    Este enlace te lo ofrezco por si no conoces a
    Antonio Blay, estudiando su obra fue como me inspire y aun sigo aprendieno de él

    BLAY ANTONIO 1/6
    ANTONIO BLAY Pensando en como poder explicar mejor todo eso que hay por explicar, me ha parecido que quizás sería lo mejor no seguir ningún ...
    de ag202020 | hace 1 año | 2395 reproducciones

    http://www.youtube.com/watch?v=vhQjifg17M0

    Este enlace te lo ofrezco por si no conoces a
    Antonio Blay, estudiando su obra fue como me inspire y aun sigo aprendieno de él

    besos

  4. Qué hermoso!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Esa es una experiencia... es una respuesta... es como dices "cuánta energía manejo"!
    Creo que existe un límite muy sutil e imperceptible entre nuestro subconciente y la energía universal consciente, dios... y su conexión es directa... lo que elijas creer, si te impulsa a crecer, a vivir mejor... es lo que vale. En definitiva no importa de donde provenga, lo que importa es lo que hagas con ello.

    Me has emocionadooooooo!!!!!!!!!!!!! Un abrazo INMENSO
    Tammy

  5. Precioso.

    Con toda la fuerza de mi angustia pregunté a Dios si la vida con sus contradicciones, merece la pena.
    No me dio palabras, pero me quedo muy clarito.

    Una energía fenomenal, un trueno dentro y fuera de mí me despertó, aturdida mire por la ventana tratando de averiguar donde habia caido el rayo, la electricidad en el aire.... la noche serena.... ¿que ha pasado?

    ¿Nadie haya escuchado nada?

    ¿Mi subsconsciente fabrico la experiencia?

    En tal caso cuanta energía manejo. Si eso está dentro de mí ya me vale usarlo para vivir.

    Si fue una respuesta.... lo mismo.

    Gracias. Decirlo con palabras, poesia, cuentos, parabolas, razonamientos, ciencia.... es casi un milagro...

Deja un comentario