Cómo Sanar la Relación con Vos

Muchas veces en mis consultas escucho frases como “me encantaría tener una mejor relación con mi marido, mi mamá, mi hijo/a y cuando les pregunto cómo se llevan consigo mismos, la mayoría de las veces se me quedan mirando y me dicen

¿Qué tiene que ver? –Y mi respuesta es,todo tiene que ver.

Hay varios textos y frases que hablan de este tema, una de la que más me gustan es–Lo que eres atraes-.

Si partimos de esta frase, entendemos que nuestras relaciones están siendo así, porque así estamos siendo nosotros y que si quieres cambiarlas, el primer paso es empezar por vos.

Te voy a dejar una lista de 7 Tips que puedes hacer para comenzar a reconocerte y sanar tu relación con vos mismo

  • Escucharte

Es fundamental saber qué piensas, que sientes. Y no crean que es “obvio” porque muchas veces subimos tan alto el volumen del ruido externo que se hace difícil escucharnos.

Crea momentos de silencios, sin celular, ni PC, ni libros, solamente vos con vos y comenzar a escucharte.

  • Estar a solas con vos

Dedícate tiempo a solas con vos mismo, invítate a comer algo rico, medita, lee un libro que te guste, hacete alguna limpieza de cutis, cualquier cosa es válida para pasar tiempo con vos. Lo más importante es estar solo con vos y que lo que hagas lo disfrutes

  • Llevar un diario personal

Este ejercicio de escribir en un diario es una de las herramientas de autodescubrimiento que más me gustan. Yo escribo sobre mis estados de ánimo, como me siento cuando estoy con las personas que me rodean, ideas, emociones, pensamientos y hasta mis sueños. Llevar este registro te va a ayudar con todos los puntos para sanar

  • Hacer más de lo que te hace bien

A veces no hace falta llevar un diario a veces simplemente con estar presentes podemos ver que nos hace bien y cuando lo descubras, como dicen por ahí, ¡aumenta la dosis!

  • Hacerte mimos

Esta tiene mucho que ver con el punto “estar a solas con vos” sólo que acá podemos incluir a otras personas. Pensá que el “hacerte un mimo” puede ser cocinarte lo que te gusta, tener una cena con alguien que te hace bien, tener esa conversación pendiente,la finalidad es que sientas que te estás acariciando, te estás mimando.

  • Cuidar de tu salud física, mental y espiritual

Tan importante como ir al médico para cuidar nuestro cuerpo, lo es también cuidar lo que nos decimos y la parte espiritual de tu vida. Nuestra salud mental, depende de lo que nos decimos y los que nos dicen quienes nos rodean, como nos tomamos las cosas y cuantas vueltas a veces le damos a un asunto, hasta saturarnos mentalmente y cuando tomamos acción vemos que era más simple de lo que pensábamos.

Con respecto a tu salud espiritual si nunca hiciste nada, te invito a comenzar a meditar, hay meditaciones de 1 minuto que nos sirven para empezar este camino.

  • Elegir de quienes rodearte

Es sano elegir que te acompañen personas que te “hacen bien” que te impulsen a ir por más, que te inspiren, que te cuiden, que te escuchen, relaciones sanas le llamo yo.

Y este es un largo camino a recorrer, primero es darnos cuenta quienes son las personas que nos hacen y bien y cuáles no.

Así que en este punto te invito a estar presente de quién te genera que cosa en tu vida

  • Amarte y Respetarte

El punto para mi más importante es este porque todos los anteriores se construyen sobre el amor y el respeto propio.

Párate frente al espejo y decite TE AMO y después ABRAZATE

¿Alguna vez lo hiciste con vos mismo?

El sanar es un proceso, es un camino, ojalá que estos tips te sirvan para comenzar a transitarlo y si ya estás en ese proceso ojalá sume para que sigas RECONOCIENDOTE y AMANDOTE porque es con amor que comenzamos a SANAR.

Natalia Bruschi

Fundadora y Directora de Natalia Bruschi Coach.

Tengo 38 años y hace 8 años conocí el Coaching. Cuando descubrí este mundo tenía 30 años y me estaba haciendo un replanteo de mi vida en general. La única certeza que tenía es que quería vivir una vida plena y feliz. Fue un camino largo, difícil y a veces no tan agradable, me sentía, como muchos le llaman, subida a la montaña rusa, a veces estaba allá arriba y otras allá abajo. A veces caía con rapidez para abajo y otras veces el camino se ponía pesado, cuesta arriba.

Instagram // Facebook  // Web