Bendiciéndote...

 

“Que te despiertes al misterio de estar aquí y que ingreses en la quieta inmensidad de tu propia  Presencia”.

“Que tengas alegría y paz en el templo de tus sentidos”.

“Que recibas un gran coraje cuando te llamen nuevas fronteras”.

“Que respondas al llamado de tu don y encuentres la valentía para seguir su camino”.

“Que el calor de  tu corazón mantenga viva tu presencia y que la ansiedad nunca te ronde”.

“Que tu dignidad exterior refleje la  dignidad interior de tu alma”.

“Que te tomes tiempo para celebrar los silenciosos milagros que no requieren atención”.

“Que experimentes cada día un regalo sagrado tejido alrededor  del corazón del asombro”.

“Que te despiertes cada día con una voz  de bendición¨

Desconozco el Autor

Deja un comentario