AbundanteMente

Sé que cuando empiezas a leer sobre abundancia, esperas leer sobre cómo atraer más dinero o vivir en prosperidad. No voy a hablar de eso... hablaré de lo que necesitas para lograrlo. ¿Me acompañas?

AbundanteMente...

Tu ya eres abundante. Infinita, inmensamente abundante. Eres un ser lleno, completo, repleto, rebozante de vida.

Y la vida no es poco. La vida es todo. Y tu tienes vida, lo tienes todo.

Tienes porque eres. Erradica ya esa idea de que eres lo que tienes. Esa es la ilusión. Tu tienes, porque eres. Y lo que tienes es la Vida.

c37024d13301e2f322c342958e93c5dcTu mente es abundante en pensamientos e ideas.

Tu cuerpo emocional está repleto de emociones y sensaciones

Tu cuerpo físico es todo un Universo de átomos interrelacionados para que tú, seas tu.

¿De qué puedes, entonces, carecer?

A veces, solo a veces, puedes sentirte carente... pero esto solo ocurre porque te llenan (es decir, te abundan) pensamientos de insatisfacción. Te llenas de nada, olvidando que eres todo; eres vida, eres amor, eres paz, eres consciencia. Te llenas de olvido y te creas una máscara... la máscara de la carencia. No vales. No eres. No tienes. Te falta.

 

Ysí... te falta.

No te falta el dinero. No te falta una pareja. No te faltan hijos. Tampoco estudios. Tampoco que tu jefe te respete. No te falta que se acabe la violencia en el mundo ni que te bajen los impuestos. No te faltan cosas materiales, ni te faltan las caricias de un amor.

Y sé que estarás a punto de dejar de leer. Quizás no quieres saber qué te falta... porque tú sabes que todo lo que te falta lo acabo de mencionar y dije que no te falta.

Pero cuando te sientes así, y todo eso te falta, y careces de todo aquello que deseas y sueñas, y los sueños son inalcanzables mientras te vuelves una pequeña hormiga ante el inmenso mundo que te arrastra... y solo deseas sentirte abundante... solo te falta una cosa:

Tú.

Te faltas a ti mismo. Te has olvidado de quien eres verdaderamente. Te falta amarte incondicionalmente. Te falta recordar que eres VIDA. Y la vida fluye, abundante... por la mente, las emociones, el cuerpo... la vida es el alma manifestándose.

Eres Vida. Eres Amor. Eres Paz. Eres un ser valioso. Único. Eres. Tienes todo lo que necesitas para Ser quien eres. El resto son simples adornos.

Porque ni todo el dinero del mundo te hará sentir abundante, si no reconoces la abundancia de tu alma. Ni aquel que esté a tu lado te dará  el suficiente amor...sino sabes dártelo a tí primero. Ni los hijos completarán la vida, si tú no emprendes el viaje a cumplir tu misión... ellos no podrán hacerlo por ti. Y ninguna profesión te llenará, si no es lo que hace vibrar tu alma.

 

Cambia el foco... si no te sientes abundante... reconoce que estás siendo abundante ahora, aquí... solo que no abunda en ti lo que quieres. Abunda el miedo, la preocupación, las limitaciones... tienes una mente abundante... que debes transformar positivamente para ser siempre AbundanteMente Vida.

 

Te dedico esto a vos... abundante de Amor, de Alegría, de Comprensión, de Aprendizajes... y especialmente de páginas en blanco para escribir tu propia vida.

Tammy

Deja un comentario