Una historia de Trascendencia

Inaugurando esta nueva sección en Conciencia Cuántica: Historias Conscientes. Son las historias que me van llegando, porque siempre es maravilloso compartir la experiencia personal... nos enriquecemos todos y ayudamos a otros a comprender un poco más esto de vivir, cambiar, trascender, evolucionar, elevar la vibración y acceder a otros niveles de conciencia.

La primer historia es una maravilla, un gran tesoro que agradezco me permita compartir su autora. Gracias Mónica.

Aquí la historia de su puño y letra... que la disfruten y les ayude mucho

**  **  **  **  **  ** **  ** **  ** **  ** **  ** **  ** **  ** **  **


Respecto a mi conexión con la física cuántica expresada de esa manera; comienza cuando el 14 de enero de 1998 me siento con mi hijo -20 años- a relatarle mis últimos descubrimientos respecto de la trascendencia, la vida más allá de éste plano, vida en otros planetas, etc. El me escuchó con mucha atención y serenidad como un padre. Cuando concluí el relato él me dijo "mami de todo eso ya te había hablado pero vos no me habías escuchado" a lo que respondí "hijo, no estaría preparada aún".

El 28 de enero cumplió sus 21 años. Yo estaba en el comedor con mi marido, mi hija, mi madre y mi tía y él estaba en el jardín con sus amigos; yo sentía tanta paz, que hasta la podía tocar. Mi camino durante sus 21 años, había sido de búsqueda de éste sentimiento. Ahora lo podía experimentar, había logrado mi objetivo!!

En ese momento siento una voz que me dice: " él vino para acompañarte hasta que lograras esto. Su propósito en este plano concluyó".

El 12 de febrero a las 20 hs, mi esposo viene corriendo en un sólo grito para avisarme que mi hijo había tenido un accidente. Al rato falleció. (…) Cuando los médicos me dicen definitivamente que esto había sucedido yo ya me encontraba en estado de "Expansión de consciencia" sentía mucha paz, lucidez, comprensión, luz, etc. De alguna forma me habían mostrado donde iba a estar él y me habían traído de nuevo. Yo hacía nueve meses había tomado Reiki.

Desde ese momento busqué alguien que me explicara sobre física cuántica durante todo ese año, fui hasta el Machu Pichu en ésa búsqueda y no encontré nada.

El 28 de enero del ‘99, fui al cementerio de paz a realizar una ceremonia con flores para construir un sol, me acompañaban una amiguita de él, mi esposo, mi tía y una compañera circunstancial de yoga. Eran 500 flores. Cuando terminé de armarlo todo en un tono de mucha alegría y paz, me retiré a cantar el Om y luego me incliné a hacerle los signos de Reiki al arreglo, cuando me fui a incorporar en sentido oblicuo hacia mí se abrió el espacio, como cuando se abren las aguas y ahí estaba él, muy feliz, de que por fin lo viera. No salía de mi asombro por lo que cerré los ojos y me puse a hablar con él.

¡¡Con ésta experiencia me explicó todo!! Ya no necesitaba que nadie más lo hiciera.

Mi cumpleaños es el 16 de febrero, ese año hice un asado festejando la trascendencia.

Este año comienzo a dar talleres para padres que han perdido hijos.

Mónica Pérez

Mendoza, Argentina

3 comentarios en “Una historia de Trascendencia”

  1. Gracias por estos comentarios, estoy enviandole a la protagonista de esta historia lo que van dejando aqui, para que ella lo sepa.
    Abrazoas Auris y Norma...

  2. Me emociona escucharte ( porque tu paz se siente y se te puede "escuchar") hablar de vivencias que yo he experimentado en otras formas. Realmente debe ser maravillosamente indescriptible desarrollar esa capacidad. Habla de tu estado espiritual, es como si tuvieras el alma "sanada". Bendito sea el poder de "comprender" con el espíritu, que lo que consideramos pérdidas no lo son realmente y que el límite que creemos que nos separa de nuestros amados en realidad no existe. Te mando un abrazo enorme!

  3. AURIS VALDEZ

    ES HERMOSO CUANDO SE LOGRA ESE MOMENTO HAY QUE VIVIRLO TE FELICITO POR HABERLO LOGRADO HAY QUE TENER CONTACTO CON LO PURO LO SUBLIME LA SABIDURIA CON EL ESPACIO. ME GUSTARIA. ME GUSTARIA DESARROLLAR ESTA CONCIENCIA CUANTICA.

Deja un comentario